sábado, 7 de septiembre de 2013

NO A LA GUERRA


 Hablemos del tedioso día
de la oficina y el bus
los enfados urbanos,
las prisas....

No hablemos de guerras
de la carne desgarrada
del olor a muerte,
que arrastra la paz ficticia...


No hablemos, no
o tan sólo caminemos
callados, tranquilos
bajo la lluvia.

No hablemos pues,
no puedo ni quiero pensar
ya que a mi no me ha de afectar
tanta decisión maldita.


Sangre de juegos perdidos
entre lluvias de metralla,
perros a la greña
bestias descontroladas...ira

Hogares abandonados
la tierra está devastada
religión, paz...
¿ dónde están los hombres de bien ?

¿ Que le ocurre al mundo ?
están nuestras voces dormidas,
 no hemos parido esos hijos que mueren
no hay metralla en nuestras vidas. 

Esta noche, en mi soledad
necesito llorar
no se muy bien, 
si mi impotencia o mi cobardía.



                                                                        Carmen Duarte, Septiembre 2013












1 comentario:

Nati Garcia dijo...

Sabes lo peor Carmen,que se ha convertido en algo cotidiano y ya casi ni nos damos cuenta...Si ya la vida se encarga de mandarnos tifones,huracanes,epidemias..¿como es posible que el ser humano se empeñe en encontrar mas medios de autodestruirse?..incomprensible