miércoles, 12 de junio de 2013

HEROÍNAS

Todos tenemos más que claro que nuestro país atraviesa una crisis, probablemente la peor de todas por las que ha pasado, hasta el momento. La diferencia entre las clases sociales se está haciendo notoria, la clase media está siendo duramente castigada y se está extinguiendo. Nuestra sociedad está sufriendo en poco tiempo una serie de cambios importantes a todos los niveles que afectan a todos los ámbitos de la misma. Parte de la sociedad sufre el paro y como consecuencia del mismo se ha llegado al hambre por lo que también se engrosan las colas de los comedores sociales, cuando ya no quedan otras soluciones posibles.
                             Más allá de las protestas quiero hacer una reflexión y levantar una bandera de apoyo y por qué no !! de orgullo  por todas esas mujeres que están tirando del carro de esta situación tan ingrata, madres, abuelas, hermanas, suegras, etc...mujeres que han alojado en sus casas a quienes han perdido la suya y sus trabajos, malviviendo todos de su trabajo, paro o pensión. Que saben hacer malabares con los euros para guisar un humilde puchero. Mujeres valientes que se sacan las castañas del fuego como buenamente pueden. A quienes la política ni les va ni les viene, tan sólo son conscientes de que cada día deben sobrevivir.
                                 Orgullo e indignación por esas madres o hijas a quienes la ley de dependencia les ha dejado sin respuesta y sin posibilidad de la misma. Cuidadoras abnegadas, en silencio, realizando un trabajo de lo más penoso que aún en el caso de realizarlo con todo el amor del mundo, es absolutamente agotador.
                                   Orgullo por todas nuestras trabajadoras a quienes cada vez se lo ponen más y más difícil para desarrollar su labor, desde la mujer que investiga en un laboratorio, que para vergüenza de nuestro país, sacó fondos en un conocido concurso de la televisión, hasta la comerciante más humilde que lucha por mantener abierto su local al público.
                                   Orgullo por la que no se rinde y sigue trabajando y ofreciendo sus servicios en casa, por las señoras de la limpieza,por las trabajadoras sociales, por las que soportan contratos de pena, jefes que abusan de su autoridad.
                                    Orgullo y me quito el sombrero ante cualquier acto solidario, da igual de donde provenga la iniciativa. 
                                     Orgullo por nuestras amas de casa, jardineras, secretarias, enfermeras, maestras, panaderas, camareras, etc,etc,etc...  que luego llegan a sus hogares y se ocupan de sus hijos, de sus maridos y de de la intendencia de sus casas.
                                      Orgullo por todas las que se echan a la calle a protestar, por las que intentan impedir que nuestro país marche a la deriva.
                                      Orgullo por la que nunca se atrevió y hoy sale a las calles y protesta porque se sabe perjudicada. 
                                      En definitiva, todas estás mujeres son el  motor de nuestro país, ellas son quienes manejan la crisis con el arte magistral que infiere la cotidianidad y la necesidad de seguir hacia adelante pase lo que pase. Todas ellas son , sin duda, mis HEROÍNAS.
                                      Por último quiero hacer una mención a las jóvenes que estando preparadas academicamente  tienen que abandonar nuestro país, ¡¡ como no !! me hacen sentir orgullo por su valentía y también pena y hasta rabia por su partida.

                                                                             

                                                                                                          Carmen Duarte, Junio 2013 


1 comentario:

Nati Garcia dijo...

Comparto todo lo que dices Carmen...Nunca pude imaginar que llegásemos en un país supuestamente del" primer mundo" a una situación tan penosa y tan injusta en la que pagamos el pato siempre los mismos.Me parecía difícil que se consiguiera el sueño de todo señor feudal,acabar con la clase media que,hasta ahora,era fuerte y podía poner y quitar gobiernos.Ahora a nuestros jóvenes se les ofrecen trabajos mal pagados en los que se los exige dedicación plena,ser el mejor por nada...Increíble...
bss