viernes, 30 de diciembre de 2011

DEDICADO A MI HIJA LILIANA, CUANDO ERA UNA NIÑA




¿ Qué podría decirte niña mía .... ?


¿ Qué podría darte yo....?


Si eres la belleza de un tesoro
marcado piel a piel,
en el mapa de mi amor.


Me sorprende, cuando juegas distraída
al contemplarme en algunos de tus gestos
sentir que de nuevo, juego yo.


Chiquitina valerosa y consecuente
carita delicada de melocotón,
afanosa trabajadora de la suma y la multiplicación
siete añitos espigados
me concediste el capricho de ser niña y no varón.


De lucir mi pelo negro
y esas perlas asombradas,
reflejo de la ilusión.


Eres risas y alegrías
un mundo de ensoñación
adivinanzas, cuentos
mi más dulce canción.


El mejor logro en mi vida,
mi mayor satisfacción.


Fue maravilloso engranarte en mi cuerpo
y darte ese corazón,
la pureza de un hada
y de la infancia, el candor.


Muñequita de trapo con nombre extranjero
mañana seras futuro.......


Abriré, cariño mío, los brazos,
 y al igual que una bella paloma
alzarás tu vuelo.


Y al tiempo, tan sólo le pido un anhelo:
poder animarte, amor mío
para que forjes tus sueños
y al blanquear el color de mis cabellos,
verte mujer feliz,
luchar por lograr tus deseos.


¿ Qué podría decirte hija mía.... ?


                       SIMPLEMENTE QUE TE QUIERO                                     




 Carmen Duarte, Año 1997

miércoles, 28 de diciembre de 2011

CERCA..... MUY CERCA


Allí hacia donde vayas
te ha de seguir mi corazón
y cuando de la última luz del día
en el horizonte,
 se pierda su color
cerca...... muy cerca
velando entre tus sueños,
ahí estaré yo.
Más si del desconsuelo
 sientes en el alma
de una herida, su dolor
cerca....... muy cerca
tomándote las manos
ahí estaré yo.





Allí hacia donde vayas
te ha de seguir mi corazón
y cuando de la soledad
sientas en el alma,
un vacío abrumador
cerca...... muy cerca
llenando de paz tu silencio,
ahí estaré yo.
Más si de la brisa
sientes en tus labios
un beso de amor,
cierra tus ojos y no dudes
que cerca......... muy cerca
envuelta en la brisa,
ahí estoy yo.                                                                                      Carmen Duarte, Año 2002

viernes, 23 de diciembre de 2011

SIN TÍTULO

           
         
              ¡Qué infinita belleza 
          reside en tanta solemnidad!


        Como al balanceo de sus brazos
           se entrega serenamente
  derramando su viveza, de aquí para allá.


            Ya se escapó la frescura,
              de su cobijo estival
            quedó su gentil apostura,
              en la tibieza otoñal.




           Ya se oscurecen los soles
         los infantiles juegos, se van
       pero siempre permanece en espera,
         del albo sello invernal.


             ¡Que infinita belleza!


        Preñado de tiempo e historia
      guardián abrupto de la soledad,
     que en la desnudez de tu semblante
             atrapas la libertad.


           Adalid del firmamento
         son tus torcidos  renglones,
         plegarias de lluvia y viento
     la íntima sinfonía de la eternidad.             


                                                                                   Carmen Duarte, Año 1999

AMOR

Me gusta saber que estás
y porque estás te presiento.
En mi corazón te siento
te meces en mis ensueños
acariciando mi aliento.
Amor que todo lo curas
amor divino lamento,
presiento que vas llegando
más  te espero esperanzado,
porque no hay dolor más bello
que vivir enamorado,
ni loco más singular
que el que por amar…..
del propio amor se enamora
y callado sin más, espera
que llegue……… algún día ese amor
al que amar, con el alma plena
y entregarse subyugado,
al amor que uno espera.
Amor que todo lo envuelves
le das luz a las estrellas,
te presiento tras de mis pasos
en la calidez de mis días,
en mis íntimas soledades
amor que de improviso llegas
no se de tu rostro, ni de tu vida.
Soy  un loco singular........
uno más de los que espera. 
Quiero dolerme en tu sino,
en tu placer conocerme,
saberme en tu delirio preso.
¡Ven amor no te demores!
hiéreme si ese es tu gusto,
más que sea de muerte amor........... amor que de muerte sea.
Acierta en mi corazón,
que si he de morir de amor
¡bienvenida la muerte sea!


              
                                                                 Carmen Duarte,Año 2011


                                             







domingo, 30 de octubre de 2011

SUEÑOS

En el transcurrir de una vida,
con cada nuevo despertar
alientan pequeños duendes,
savia de los sentidos
al imaginar.


                Fuego........
                Tierra........
                Mar...........

Alcanzad de la sonrisa, un soplo
el misterio del acto de amar.
De la infancia, la ternura
un solo instante de paz.

                 Piel........
                 Sudor....
                 Encuentro...
                
Intentad cerrar los ojos
en los momentos inciertos.
Soñad, más allá........
hacia donde van estos versos
sentado en una nube,
contemplando el universo.

                   Brisa........
                   Quietud....
                   Silencio.....

No pueden ponerse en venta,
se alojan en el reverso
alimentan la intimidad del yo,
que nos habita dentro.

                      Esperanza....
                      Melancolía....
                      Beso.............

Son el motor de la secuencia,
excelsos.
En su mágica plenitud,
tan sólo son................. nuestros.

                        Cariño.........
                        Dulzura........
                        Momento.....

Los hay que por imposibles,
merecen luchar por ellos.                       Carmen Duarte,  Año 2000

martes, 18 de octubre de 2011

SIN TÍTULO

Existe una llama viva
que late en tu oscuridad,
amparándola en un canto de cuna
de mantillas esperanzada,
se cobijará en un ajuar.

En ella van anidando los sentidos,
en el fondo de tu lar.

Se fragüa sumergida en los sueños
trasluciéndose de ilusión y futuro,
en tu mirar.

Deforma de tu talle la lisura
de tus labios, el perfil
y de hambre le esperan dos montes
en tu regazo, comenzar a vivir.

Se te antoja lápiz de madera,
restos de borrador,
un babi sucio de la escuela,
los colores del arco iris,
en un mundo de rotulador.

Castillos de arena en la playa
y tartas de barro y sol. 

¡ De pronto !
rompe el silencio de tus aguas
atraviesa tu ansiado dolor
y al escuchar su esplendorosa protesta
se impregna de ternura el aire,
tu alma de la emoción.

¡ Ya se ha desvelado el misterio !

Por fin tiene rostro tu amor.                   Carmen Duarte, Año 1999

martes, 11 de octubre de 2011

SORPRESA

De tanto que por protegerte
tras de un muro
habitabas reguardado
de saberte malherido, corazón
te escondiste solitario.
Más ayer....
la madrugada fué avanzando
otro corazón te halló
abierta la puerta, despreocupado
y unos labios de belleza... de cariño, te lograron.
De nuevo palpitaste a un ritmo
que creías ya olvidado.
Tan inmensa fué la alegría
que quisiste dar el paso
y tan profundo el miedo,
en ese instante dorado
que pude escucharte, corazón
como a una criatura indefensa
llorar asustado.        

Carmen Duarte,Año 2000

viernes, 7 de octubre de 2011

¡ESCÚCHAME MARINERO!

¡Escúchame marinero !

Déjame ir contigo a la lejanía del mar,
abandonarme en su misterio
del pasado el ancla levar.
Ayúdame a encontrar un rumbo en la tristeza
en el que poder navegar.
Contemplar el crepúsculo entre las olas
y el reflejo de la luna, en su cristal.

Quiero sumergirme en sus aguas
en el lecho de las algas descansar.

Tejer una red de sueños rotos
y vestirme de coral,
ser de la brisa el aroma,
el salitra de la espuma al crepitar.

¡ Llevame contigo marinero !

Y déjame en la marea llorar
todas las lágrimas del mundo,
fundirlas en el azul del mar.

Y si deseas ayudarme
a calmar del dolor mi tempestad
déjame morir en sus brazos
dormir en su profundidad,
cobijada en los restos de un naufragio
ser eterna, ser silencio
del amor sólo un recuerdo
ser, por siempre, soledad.                                         Carmen Duarte, Año 1999

DESPEDIDA

Quisiera marchar entre sueños
soñar que me acuna la dicha,
ya calmados mis anhelos
una caricia en el aire,
en el alma una sonrisa.

Quisiera marchar en silencio
entre rosas bellas y  amarillas,
fundirme en el espacio y el tiempo
ser coral, sirena o roca…,
dar vida a las olas marinas.


Quisiera marchar sin miedo
dormirme en un verde prado,
de antaño, mi bella Galicia
despertando en una nube 
jugando, de nuevo, a ser niña.


Quisiera que fuese un sueño
soñar que la vida es mía,
que no fué real aquel  ya.......
lejano instante,
en el que cambió mi vida.                 Carmen Duarte, Año 2011

AQUELLA TARDE INVERNAL

Aquella tarde invernal
de amor, las horas se enternecieron
el viento se escondió en lo prfundo del bosque,
resguardando así el ensueño.
Abrió sus alas el altivo gavilán,
arrullando a un gorrión contra su pecho
y una ardilla juguetona
rompió la quietud de la tarde,
saltando entre los abetos.
Atardeció jugando a ser piel
rama prendida en tu fuego
la nieve.......
curioseando en la ventana,
descubrió nuestro secreto.
El rescoldo en el hogar,
avivándolo el tesoro de unos besos.
Aquella tarde invernal,
atrapado en la ternura
pude alcanzar el cielo.                               Carmen Duarte, Año1999

jueves, 6 de octubre de 2011

TU CORAZÓN JUNTO AL MÍO


Que no se acabe la noche                
que no se pierda el hechizo,               
hoy que se estrena mi alma                 
al ofrecerle tus brazos cobijo.                
Que sean tus labios color                  
que a mi piel le den sentido,                 
que no haya más universo       
que tus ojos en los míos.                      
Que tus manos perfilen mi cuerpo,        
bajo tu cuerpo rendido.                       
Que lo mucho que te estoy amando         
sea para ti un delirio.                            
Que te me rompas 
tan dentro....
que siempre te sienta mío.
Que de tanto y tanto amor                 
nos duela hasta el amor mismo
Que no se acabe la noche,
que no se acabe, amor mío.
Hoy que se que me amas,
más alla de los abismos.
Que al llegar la madrugada, te sorprenda
entre mis senos.... dormido.
Que sea mi amor tu refugio,
que encuentres en mi la paz
que creiste haber perdido.
Que juntos recorramos el sendero,
siempre juntos.......
tu corazón junto al mío.   




 Carmen Duarte, Año 2006
                                       




lunes, 1 de agosto de 2011

SOY UN HADA

Soy un hada del rocío
del silencioso bosque dormido.
Cuando la brisa acuna las ramas,
se desperezan los sentidos.
Soy un hada que en la bruma
deja caer una lágrima.
Se abre ante si la vida,
en un cruce de caminos.......  


                Carmen Duarte, Año 2011                                 

PALABRAS

  ¡ Quién pudiese inventar
todas las que hoy nos faltan !
 
Aquellas que nos aproximan,
    enardecen o calman.
 
 Las que nacen en el abrazo
 y se mueren con su marcha.
 
   Al evocar sus manos,
cuando al cerrar los ojos, 
           te aman.
 
  ¡ Palabras que determinen
lo que al corazón le embarga !
 
 Frente a una pequeña sonrisa
 la intensidad de una mirada
y la complicidad que se sigila,
  por miedo a ser delatada.
 
   ¡ quién pudiese dar forma
   a tanta sensación callada !
 Al escuchar el rumoroso mar
    o ver mecerse al viento,
      las espigas doradas.
 
    Al contemplar el ocaso,
     las cordilleras nevadas
  y percibir la soledad que inunda
     una casa abandonada.
 
    Palabras que se le escapan
         al amor imposible,
       a la pasión desatada,
      que se las lleva el aire
        al caer una lágrima.
 
   Cuando de caricias te colman
   y quedan en la piel grabadas.
 
       Al caer lenta la lluvia
       y oler a tierra mojada.
 
    Al sonido de una canción,
    cuando se pierde un sueño
     o una esperanza se gana.
 
  ¡ Palabras que nacen dentro de uno
       sin poder expresarlas !
 
     Al oir el canto de las aves,
       la ternura de una nana.
 
    Ante el golpe por sorpresa,
     la muerte que no perdona,
       la traición inesperada.
 
     Cuando te buscan sus labios
               en el climax
      o en la ira encarnizada y…
     al sentir el aroma de las flores
      en una noche cualquiera,
           de estrellas cuajada.
 
     ¡ Quién pudiese darles vida
      cuando vibran en el alma !
 
    Palabras … siempre palabras.
 
      ¡ Quisiera poder inventar
    todas las que hoy nos faltan !                                                                                                                                           


                                                            Carmen Duarte,Año 1997

MIEDO

Ya no luce el sol
Como ayer lucía.
De miedo le envuelve una aureola,
una pregunta baldía.
Hoy avanza el miedo
por de entre las rendijas
te acecha en las madrugadas,
camina tras de tu risa.
Y sigiloso se encubre
En tu frágil valentía.
¡ No ! ya dejó de lucir el sol
como ayer lucía.
Miedo que se goza,
ante el indigno rechazo
se crece en la recaída.
Te asalta en cualquier descuido
se filtra en tus alegrías.
Miedo cuando anochece
a que no amanezca otro día.
A mirar en un espejo
y hallar tu alma perdida.
Bien sabes que dejó de lucir el sol
como ayer lucía…….
Nunca has de sentirte de nuevo sola
el miedo es tu compañía.                                       Carmen Duarte, Año 2011

LOS SUSPIROS

  Hacia dónde van los suspiros
    que no puedes retener…?
 
    Quizás alados dancen 
        en el infinito
  para más tarde descender
   y al venablo del miedo
         refrenarle…
 
 
 Orfebres creando, de nuevo,
            vida
       sobre su solidez
 surcando intrincados senderos,
    cual pertinaz cincel.
 
     De un pensamiento,
     sesgan la secuencia
  juegan con un por qué…?
 
 
     Y en el mar de las dudas
    se conducen delirantes,
     espesas gotas de miel.
 
  Más si títeres son de la memoria
       incisos se te enfrentan,
       instándote a retroceder.
 
Benévolos te obsequian la certidumbre,
    irónicos transgresores que huyen…
          espuelas hirientes,
         secuestrando a la memoria
          para ya nunca volver.
 
 
        hacia dónde van los suspiros
          que no puedes retener…?
          Si tu has logrado saberlo
             dímelo…vida mía
          porque yo aún no lo se.
                                                                                      Carmen Duarte, Año 1999

LA ESPERA

 
 OH¡ Que dulce la espera
se tornan las horas
instantes de perlas.
No hay más locura que arrebata
que el amor soñado que llega,
aquel que besa tus manos
amor, susurros, caricias.
Atardece…
duermen los sueños amados
lejanos ya en mi perdida memoria.
Más envuelta en una estrella,
siempre te estaré esperando.                    




                                                               Carmen Duarte, Año 2011

EN HONOR A IRENE



Te recuerdo dormida
muñequita de porcelana,
entre los brazos de un ángel
toda tu lucha acabada.
Te recuerdo tranquila
ya de tus afanes, sosegada.
¡Tan bella!¡Tan valiente! 
Emprendiendo el vuelo
como una paloma blanca.
En ese instante preciso,
quedó tu impronta grabada
silbó el viento tu nombre, IRENE
y partiste a tu morada.
Se te escapó el aliento
como a una rosa temprana,
de equipaje,tu infancia eterna
de amor, echida tu alma.
Vuela IRENE Vuela
que hoy suenan campanas de gloria,
hay un ángel más en el cielo
con la más dulce de las caras.                           Carmen Duarte,Año 2010

CANCER





Me agotas, me fatigas
me laceras poco a poco con tu ira.
Como un loco obsesivo, me vigilas
cuando menos me lo espero,
agresivo contraatacas y me minas.
Y así, nuestra lucha infernal
reanuda su partida.
Te enfrento, te esquivo…..
Me concedes una tregua ¡ tan ficticia !


Y yo intento caminar por esta vida,
tan distinta hoy,
de la que entonces fue mía.
hasta cuando ?
 me pregunto dolorida
he de salir victoriosa en las batidas?
Más presiento que la guerra está perdida.
Ha de llegar el día en que al amanecer …..
me hallen a tus pies
mortalmente herida.                                                     Carmen Duarte,Año 2011

TIEMPO HACE YA......




  Tiempo hace ya que abandonó la cigüeña,
del campanario su nido.
Esparce su manto,
de pureza inmaculada ... el frío.
Muda la tarde camina,
transitada lenta y con cautela
por un famélico perrillo.
Danzan al filo del viento, las hojas
presas del infinito.
Hilos de plata y bermellón se enredan
de la iglesuela, en su jardincillo.
Solitaria en el hogar
de fresno, la llama viva.
Se ensordece, al revés de un pito doble
en la taberna chiquita,
el monótono compás de la llovizna ...


Tiempo hace ya que atrás quedó en el estío
el sestear de las horas
de los críos las carreras
de sus juegos, el griterío.
Rompen contra las rocas
de ensueño engalanadas
límpidas y arrebatadoras, 
las aguas cristalinas.
Se va escapando, como triste la tarde
iluminada la plazuela, luciérnagas mortecinas.
Va llegando solitaria la noche,
tiempo hace ya que la noche tiene prisa ...

                                                                                           Carmen Duarte, Año 2000 


RECETA DE COCINA


Atardece,cierra sus ojos y sonríe, puede oír a los pájaros
que siente tan de asfalto como él, buscando cobijo del
campo frío en los escasos árboles que les rodean.
Es un hombre indistinto a cualquier otro, acreedor de esa edad en la que uno descubre que la vida no es, indiscutiblemente como la soñó, y aún así, se presiente vivo, inmerso cada día en este irrefrenable mundo de cláxones y furias inauditas. Se mueve de aquí para allá sin dejar de escuchar su propio latido, cauteloso y aún convaleciente de tantos sentimientos desangrados.
Quizás fué la vida que quiso darle la ocasión, brindarle una nueva fe y como si de un plato vacío se tratase, a su ya maltrecho corazón, con un golpe seguro y certero estampó contra el suelo, convirtiéndolo en infinitos restos que entonces le parecieron el final.
¡ Cuántas veces le venció la idea de fracaso ! ¡ Cuántas sus manos sangraron al roce de una arista, casi imperceptible, en tan bella cerámica ! Y cuántas más intentó olvidarse de tanto descalabro, corriendo sin rumbo,  asustado.
Pero no hay laberinto sin salida, ni adivinanza sin solución y vacío o no, de nuevo retoma la difícil tarea de recomponer su corazón. Ha pasado el tiempo, el miedo mermo su intensidad y la tarea, a su vez, dejó de ser tan ardua. Casi ha logrado llegar hasta el final, sabe que nunca quedará como estaba, hay profundas cicatrices, huellas del desastre, que sus manos, torpes antaño, hoy restauran con nueva habilidad. La oscuridad avanza, contempla el cielo que le corona, sabe que a cada uno de sus latidos una estrella les da vida porque aquél plato que se quebro vacío no lo está ya tanto.
De nuevo le sitúa en su mesa y se goza en que la presida y el, inexperto en las artes culinarias, se afana en una imaginaria cocina, llenándole poco a poco y día a día, con una sencilla receta de AMOR, que aprendió a elaborar en la soledad de aquél su dolor, que de tan inmisericorde y profundo, un buen día, se le desenrredó por los pies y comenzó a curarse la herida.
Es un hombre sí, como lo eres tú y por si alguna vez pierdes el rumbo, toma nota, por favor:


                                        RECETA
-200gr.de paciencia marinados en 1/4kg. de tesón.
-1/2kg. de respeto y comprensión.
-300gr. de serenidad.
-1kg. de quererse mucho a uno mismo.
– A partes iguales, tanto como se guste de alegría y paz.


Elabórese una masa muy fina y prepárese para hornear, la temperatura precisa ha de ser la del amanecer estival. Decórese dicha masa con la caricia de una sonrisa y con licor de perlas de lluvia se debe rociar. Finalmente sirvase con la siguiente guarnición; de un ruiseñor el canto sobre un lecho fresco de amabilidad.
Elabórese con sumo cuidado y cariño durante una eternidad y así este plato vacío que a veces es el corazón humano, gócese pleno en deleitarse de AMOR, aprendiendo a paladear de la vida, cada bocado casero, cada exquisita ocasión.


Carmen Duarte, Año 1999

LA NIÑEZ

Se fué perdiendo de puntillas
rastro de luz y alegría.
Llenándose de pequeños anhelos,heridas.
Se fué y con ella marcharon
de escuela, los tediosos días
los juegos al escondite
de Levante en una alquería.
Y en tantas ocasiones… inolvidables…en tantas
del norte las brumas marinas.
Se fué perdiendo de puntillas
creyendo firmemente
que el tiempo no pasaría.
Más a estas alturas
demasiado bregado, su corazón está
de correr trás de la prisa.                       Carmen Duarte, Año 2001

ME DUELE

Me duelen las manos calladas,
que no saben de caricias
aquellas palabras oscuras,
las que han perdido la risa.
La tristeza de la soledad
que se vive en compañía.
La espera que languidece,
de un imposible prendida.
La agonía de una duda.
El carnaval de las mentiras.
 
 
Me duelen sin brillo los ojos
de quienes el amor olvidan.
La noche que se hace eterna
por una esperanza perdida.
Las lágrimas derramadas ,
presas de melancolía.
Las palabras que nunca te dije
las que nunca debieron decirse,
aquellas que anidaron en el alma
las que se olvidan.
 
 
Me duele quien ya dejó de soñar,
por avanzar más deprisa.
Aquellos que logran sus metas
sin importar a quien pisan.
Indiferntes……  soberbios,
aquellos que no sienten palpitar
en su interior una fibra.
Las inútiles muertes
la güadaña que arrebata,
el amanecer de una vida.
 
 
Me duele el tiempo que escapa,
cuando abrazamos la dicha.
Aquel que a nuestro pesar, se enlentece
al llover en nuestra vida.
El miedo que no sabe ser hombre,
el ser humano que grita
la miseria del cobarde,
el abandono en la valentía.
 
 
¡ Es tan bello ese dolor,
que por ello amo la vida !                                    Carmen Duarte, Año 2001